sábado, 8 de diciembre de 2007

Fundador de Facebook sí defiende privacidad: la suya

Mark Zuckerberg trató de forzar a una revista a quitar de Internet un artículo sobre una demanda en su contra.

Contrario a lo que podría esperarse, el fundador de la red social Facebook, Mark Zuckerberg, no parece estar de acuerdo con que cualquier aspecto de la vida personal esté disponible públicamente en Internet. Al menos no cuando se trata de la suya.

Según el periódico The New York Times, los abogados de Facebook trataron de forzar a la revista 02138 a eliminar de su sitio web un artículo en el que se hablaba de los orígenes de Facebook, y en particular de un tema que no le agrada a Zuckerberg: una demanda en su contra en la que se le acusa de robar la idea de una red social, e incluso código de programación que, supuestamente, hace parte de Facebook.

La demanda fue interpuesta por antiguos estudiantes de Harvard, quienes contrataron en el 2003 y 2004 a Zuckerberg –también alumno de esa universidad– para que se encargara de las labores de programación de software de una red social para estudiantes, muy similar a Facebook.
El caso no se ha resuelto, pero a Zuckerberg, de 23 años, no le gustó que la revista 02138 publicara la nota y algunos documentos relacionados con la demanda. Por eso, sus abogados trataron de presionar legalmente a la revista para que retirara la información, pero un juez federal rechazó la petición de Facebook.

El incidente llama la atención porque se produce en los mismos días en los que Facebook ha recibido fuertes críticas de sus usuarios precisamente por un tema relacionado con privacidad.

La semana pasada, 50.000 usuarios de Facebook firmaron una petición para que esta red social dejara de usar un nuevo sistema de publicidad (Beacon) que avisa a los amigos de un usuario cada vez que este realiza una compra en sitios web externos a Facebook, como Travelocity y Fandango.

Los usuarios quieren que Facebook les permita configurar su cuenta para que nunca se envíen estos mensajes, en los que se dice qué compró la persona o qué productos prefiere. Facebook solo accedió, luego de las protestas, a preguntar en cada ocasión a los usuarios si aprueban el envío del mensaje sobre una compra.

Para Facebook, que tiene 50 millones de usuarios pero carece de un modelo de negocios, es clave el uso de Beacon, pues dentro de los mensajes a los amigos las empresas pueden incorporar avisos de publicidad.

No es la primera vez que la gente protesta por su privacidad en Facebook. El año pasado, cerca de 700.000 usuarios se quejaron de una función que hace públicas las actividades de la gente en esa red. Facebook no la eliminó.

Fuente. Revista Enter



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja su opinión sobre este post

Hora actual