sábado, 26 de enero de 2008

La tecnología está arruinando la vida social

Es verdad

Algunos expertos comienzan a alertar que la tecnología - los gadgets, la internet, los celulares - son tan adictivos como las sustancias narcóticas. Entre ellos John O’Neill, director del departamento de adicciones de la clínica Menninger en Houston, quien asegura estar descubriendo en los tecnófilos las mismas conductas que se tratan en los drogadictos y alcohólicos.

“Creo que todos ellos (los adictos a la tecnología) comparten los mismos componentes que tienen aquellas personas que se hacen adictas al alcohol y las drogas, en el hecho de que vemos que realmente no pueden despegarse del aparato, y no pueden detenerse en su uso aunque implique serias consecuencias”, dijo el experto. “Podemos sobrecargarnos de tecnología y podríamos sufrir serias consecuencias en nuestras relaciones”.

Pero O’Neill no es el único que piensa de esa manera. Ya existe una institución en el estado de Washington, el , que ha clasificado científicamente a la adicción tecnológica como causante del mismo grado de deterioro de la vida en sociedad que el alcoholismo, la ludopatía y la drogadicción. El centro estima que de los 189 millones de usuarios de Internet, entre 6 y 10% son adictos.

Algunos avances tecnológicos, como los teléfonos celulares y la tecnología de distribución de correos electrónicos push-mail (usada por el BlackBerry y el iPhone, entre otros) hacen más difícil delimitar el tiempo de estar “en línea” del tiempo íntimo o personal, y extendieron sin límite las “horas de oficina”. El boom de BlackBerry y su servicio de total disponibilidad al recibir emails inalámbricamente le ganó al dispositivo el apodo “CrackBerry”, parodiando el nombre del crack, una sustancia ilícita derivada de la cocaína.

Otro indicador es el creciente interés del público general por los productos y servicios digitales, incluyendo “vidas digitales” a través de juegos, chats y foros, además de blogs, fotologs y moblogs.

O’Neill dijo a Reuters que el problema puede solucionarse enseñando a la gente a poner límites a su “conectividad” para poder usar la tecnología sanamente. De acuerdo al especialista, algunos signos de que se está sufriendo de una relación “poco saludable” con la tecnología son los siguientes: pasar menos tiempo con amigos y familiares para atender emails, responder “textos” o navegar por internet y utilizar mensajes de texto, llamadas o correos electrónicos cuando lo más apropiado sería hablar cara a cara.

El Servicio para adicción a la Internet y las Computadoras agrega otros síntomas: cambios en los patrones del sueño, inquietud cuando no se está conectado, y cambios físicos como pérdida o aumento de peso y síndrome del túnel carpal son indicativos de un posible problema de dependencia tecnológica.

Visto en: Revistarumbacool

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja su opinión sobre este post

Hora actual