domingo, 19 de abril de 2009

Un verdadero templo de Dios

El sacerdote Miguel Ángel Paredes tiene 39 años y 90 kilos de puro músculo, combina las misas en la iglesia de Paipa (Colombia) con el levantamiento de pesas y un estricto entrenamiento en el gimnasio. Además de las más de 10 horas semanales de ejercicio y piscina, tiene que comer siete veces al día platos con carnes, verduras y hortalizas, e ingerir suplementos alimenticios como el aceite de pescado, vitaminas, aminoácidos y cretina.
Este ser humano lucha todos los días contra un conflicto interno que lo agobia. El servidor de Dios tiene una pasión física que comparte con las leyes y los mandatos de su religión.
Como el mismo dice su cuerpo es un templo por tal razón lo cuida de la mejor manera..
Usted que opina recibimos sus comentarios...

Articulos relacionados:

Cristianos

Sacerdote Campeón

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja su opinión sobre este post

Hora actual