jueves, 24 de septiembre de 2009

Un "Chamo" armado hasta los dientes


La revista Semana hace un análisis a la cadena armamentista que ha emprendido el presidente de los venezolanos Hugo Chávez Frias.


Chávez se está llenando de tanques, misiles y aviones de combate. ¿Qué tanto debemos preocuparnos?
Con el sarcasmo que lo caracteriza, Hugo Chávez dijo hace pocas semanas que haría su "gira anual por el eje del mal". Efectivamente su periplo empezó en Libia, donde Muammar Gaddafi lo condecoró y Chávez no ahorró elogios al controvertido líder africano. Luego estrechó lazos con Argelia, Siria y Bielorrusia. Le alcanzó el tiempo para desfilar por las pasarelas del festival de Venecia, convertido en estrella de cine, gracias al documental Al sur de la frontera, de Oliver Stone.
Pero el caudillo popular que exalta Hollywood, no le pareció tan simpático a varios gobiernos cuando anunció en Rusia, días después, que haría una nueva compra de armas por 2.200 millones de dólares (que se suman a los 4.400 de hace tres años), esta vez de 92 tanques, 300 carros blindados y un número indeterminado de misiles antiaéreos y cohetes de gran alcance. Ni cuando en un claro desafío a la Corte Penal Internacional invitó al presidente de Sudán, Omar al Bashir -acusado de crímenes de guerra-, para que venga a Isla Margarita a una cumbre que se realizará este mes. Tampoco tranquilizó su reunión con el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, con quien construirá una villa nuclear "para usos civiles", ni que le hubiera dicho al diario Le Figaro que "Irán tiene derecho a desarrollar su energía nuclear como lo hacen Francia, numerosos países y, por qué no, Venezuela". Declaración que podría ir en contravía de las resoluciones de la ONU respecto a Irán.

Sigue leyendo en: Revista Semana

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja su opinión sobre este post

Hora actual