lunes, 14 de enero de 2013

¿Cómo entrar en las redes sociales?


Una vez que decidimos abrir espacios de la empresa en las redes, debemos llevar las ideas al papel. Es decir, establecer una estrategia con objetivos concretos y pasos para alcanzarlos.

Por Flavia Tomaello*

Se pasaron ya etapas de análisis y se tomaron algunas decisiones. Ha habido debates internos y, en algunos casos, consultas profesionales. Es hora de transcribir las decisiones. Este es un paso que puede considerarse de poca monta, pero -cuando se vuelcan las ideas por escrito- se aclaran y se fortalecen. Un punteo de los temas a contemplar en el plan estratégico para redes sociales ayuda a no perder pisada de cada etapa a considerar:

- Detalle de objetivos: para qué, cómo y cuándo. Plasmar un parámetro cuantitativo y cualitativo.

- Determinar una concreta realidad sobre la experiencia online de la compañía y reconocer fallas o ventajas en esa etapa en función a las expectativas y posibilidades en el universo 2.0.

- Delinear la creatividad: ¿será propia o contratada? ¿Qué ideas se intentarán plasmar? Realizar una escala de conceptos prioritarios a transmitir y, luego, secundarios. Expresar el sentido de cada acción que se concretará (¿para qué se hace?). Cada plataforma, herramienta o acción llevada a cabo debe de tener su propio significado, así como características y objetivos.

- Chequear a la competencia: sus aciertos y sus dificultades. Evaluar lo inspirador que pueda servir de ejemplo y lo que no se desea repetir.

- Dejar por escrito una fluida tormenta de ideas de acciones posibles, el modo general de llevarlas a cabo y herramientas a utilizar para concertarlas: geo-localización, social commerce, nuevas aplicaciones, etc. Contar con ese universo por escrito permitirá no olvidar los planes de progreso en medio de la concreción.

- Especificar el target objetivo: costumbres, perfil socio económico cultural, necesidades, modo de interactuar en las redes.

- Segmentar lo máximo posible las plataformas que se elegirán, tanto en la selección, como en el tipo de acciones que se realizará en cada una de esas redes.

- Abrir el espacio en la red social elegida. Esto implica crear un perfil acorde a lo establecido en los puntos anteriores y adecuardolos al tipo de red de la que se trate. No hacerlo público. Procesar un borrador que pueda ser visto por los líderes internos, quienes podrán emitir opiniones que pueden ser analizadas antes de volcar la información y finalmente dar el paso público.

- Evaluar el modo de enlazar las plataformas elegidas para que logren interactuar y retroalimentarse.

- Establecer un período de prueba sin dar a conocer masivamente la incursión en las redes. Es aconsejable que cuando se comience a difundir la presencia en ellas ya haya un desarrollo iniciático con valor.

- Detallar la campaña de lanzamiento: ya sea con estrategias internas, externas, en medios de comunicación o de acción directa. Sólo se crece en las redes si se las difunde.

- Considerar posibles herramientas de optimización y productividad como: Posterous, Postling,TweetDeck, Tagthe, bit.ly, Workflowy, Storify, Curated.by, DropBox, MailChimp, GoogleWave, Del.ici.ous, Google Docs, Reader, Evernote, etc.

- Diseñar un plan B como estrategia alternativa para cada una de las acciones: tenerlo en mente ayuda a disminuir la ansiedad ante la implementación.

* Coautora junto a Natalia Gitelman de "Redes sociales: menos enredo, más conexión", Ed. Errepar
Visto en :http://www.materiabiz.com/mbz/estrategiaymarketing/nota.vsp?nid=51082

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja su opinión sobre este post

Hora actual