martes, 6 de agosto de 2019

InfiNet Wireless presenta soluciones inalámbricas para tener una “ciudad inteligente”

  • Una tendencia que crece en América Latina
  • Empresa líder en conectividad presenta su implementación inalámbrica en Guaratuba, Brasil, un proyecto de Smart City. 


Colombia. Julio de 2019. El desarrollo de las ciudades en todo el planeta no se detiene. Cada día llegan más personas a vivir en los centros urbanos, lo que hace que las necesidades de la población se aumenten y las administraciones de los municipios tengan que adoptar medidas para brindar mayor bienestar, seguridad y un sinnúmero de utilidades para hacerle frente a las crecientes necesidades de la población.

Se define como Smart City (ciudad inteligente), a una urbe no sólo desde su dotación de infraestructuras físicas, servicios y apoyos institucionales, sino que en ello incide cada vez más la disponibilidad y calidad de las comunicaciones, transmisión del saber, seguridad y la dotación en infraestructuras sociales, al igual que la sostenibilidad ambiental. Las Smart City están comprometidas con su entorno, con elementos arquitectónicos de vanguardia y con infraestructuras dotadas de soluciones tecnológicas más avanzadas.


¿Cómo lograr un proyecto de Smart City?
Uno de los ejemplos de desarrollo en América Latina fue implementado por SmartGreen, integrador de automatización y redes inteligentes en Brasil y socio local de InfiNet Wireless, líder mundial en conectividad inalámbrica de banda ancha. El proyecto se ubica en la ciudad de Guaratuba en el Estado de Paraná en Brasil, allí la administración local quería implementar un proyecto de ciudad inteligente para gestionar el consumo de agua y energía en la ciudad, manejar de forma eficiente la flota de vehículos que transitan, medir el consumo de energía por vivienda, controlar alumbrado público, así como proporcionar conectividad para integrar todos los servicios de telecomunicaciones, incluyendo datos, Internet, voz y video vigilancia, todo desde una única red.

Guaratuba es una ciudad con un alto componente turístico, lo hace necesario que la urbe cuente con prestación de servicios eficientes para quienes la visitan y habitan. Allí InfiNet Wireless suministró una red inalámbrica completa, combinando soluciones punto a punto (PtP) y punto multipunto (PtMP) de acceso y backhaulproporcionando conectividad y transporte de Internet, datos, voz y señales de video.

De esta forma y gracias a la alta confiabilidad de los enlaces PtP y PmP de Infinet se logró que los edificios públicos como escuelas, unidades de salud, unidades de administración fueron interconectados permitiendo datos, voz y servicios de internet, así como una seguridad pública con sistema de video vigilancia que incluye tecnología de OCR (LPR) y la solución de red inteligente desarrollada y diseñada por SMARTGREEN e integrada con la solución de Infinet Wireless. La red se basa en InfiMAN, InfiLINK PRO y la familia InfiLINK XG, logró como resultado tener 2.000 puntos de iluminación LED, 2.200 puntos de luminarias convencionales, controlar los medidores de energía, instalación de puntos de automatización, ejecutar corte y reconexión en medidores, reducir costos operativos, entre otros beneficios.  

Guaratuba tiene ahora uno de los proyectos de ciudad inteligente más actualizados en Brasil y los productos de Infinet Wireless desempeñan un papel importante debido a su naturaleza robusta, confiable y de larga duración, manteniendo todos los servicios funcionando sin interrupciones o errores.

Ventajas de las ciudades inteligentes
El internet de las cosas (IoT), el big data, aplicaciones móviles, seguridad, industria 4.0 están consiguiendo mejorar la eficiencia de las ciudades, pero hay que usarlos de forma inteligente. En este sentido, una ciudad, así como Guaratuba en Brasil, puede gestionar la tecnología para mejorar la vida de las personas y más concretamente, para conseguir beneficios como: Contribuir a la mejora del medio ambiente, ahorrar costos a sus ciudadanos, optimizar los servicios públicos, reforzar la seguridad ciudadana, mejorar la transparencia en la gestión de las administraciones, conseguir retener empresas, atraer talento y mejorar la comunicación con los ciudadanos.

No hay duda que la pieza clave para el funcionamiento de una ciudad inteligente es la participación ciudadana. Si los ciudadanos y gobiernos no contribuyen activamente al uso y fomento de estas alternativas, no se conseguirán los objetivos previstos en su implantación.

Marcio Romano, gerente de desarrollo de negocios para Infinet Wireless Brasil, presenta algunos aspectos en que las ciudades deben trabajar para convertirse en urbes inteligentes:

  • El medio ambiente requiere de sistemas que permitan el ahorro de energía, realizar un consumo eficiente del agua, fomentar el reciclaje, reducir la emisión de gases nocivos, fomento del uso de vehículos eléctricos públicos y privados.

  • El urbanismo, que se trata de la gestión eficiente del tráfico, optimización de rutas del transporte público, infraestructuras sostenibles (Smart buinding), nuevos sistemas de alumbrado público con tecnologías LED, cámaras con buena resolución y adaptaciones del consumo, riego automático e inteligente de jardines.

  • Administración y Gobierno con sistemas de administración electrónica, plataformas de pago online, entornos iCloud, banda ancha para teléfonos móviles y wi-fi público gratuito.

  • Video vigilancia y seguridad con un centro integrado de atención con el fin de coordinar todas las acciones de las autoridades en caso de emergencias o delitos en las calles y mejorar los tiempos de atención de los hechos

  • En el tema de turismo y ocio se debe contar con aplicaciones y seguridad para facilitar las visitas turísticas, guías de ocio y consumo (compras, restaurantes…) adaptadas a los intereses particulares de cada individuo.

¿Pero, qué hace falta en Latinoamérica para avanzar con las Smart City?
Crear una verdadera conciencia de qué significa una Smart City. Una ciudad realmente inteligente, lo que busca es el confort para sus habitantes. Eso es lo básico de todo y por supuesto está soportado en la interconexión de todos los elementos con los que usualmente ellos conviven.


  • La creación de normas especializadas
Un paso adelante, por ejemplo, es la regulación del espectro y el uso de tecnología inalámbrica licenciada y no licenciada para lograr conectividad en los edificios comerciales, residenciales e industriales que buscan soportar los servicios de telecomunicaciones, gestión energética, gestión de personal, información personal y sistemas de construcción inteligentes”.

  • Redes de conectividad inalámbrica
Puede decirse que es uno de los pilares fundamentales para que pueda existir una Smart City. La conectividad inalámbrica es vital para transformar la infraestructura tradicional de la ciudad en un ecosistema vivo dotado de sensores que miden el nivel de ruido, encienden luces, cierran puertas, gestionan semáforos y activan cámaras para vigilar las calles. La comunicación de banda ancha, la computación en nube, los dispositivos inteligentes móviles, los programas de análisis y los sensores no podrían funcionar sin este medio que proporciona la conducción para una vida digital.

  • Administración del Big Data
Frente a la gran cantidad de información que será generada en el proceso de la gestión inteligente, es muy importante la administración y la centralización de esta y es por eso que unificarla es fundamental. En el mundo ideal de una ciudad inteligente, todos los individuos proveen información, comenzando por los hogares, las industrias y las propias máquinas, y es por eso que será vital tener responsables y una gran capacidad de análisis para controlar todos estos factores y darles una forma organizada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja su opinión sobre este post