viernes, 26 de septiembre de 2008

Conducir conectado a Internet, un nuevo riesgo

Cualquier cosa que mantenga entretenidos a los niños durante un viaje largo en coche, como los reproductores de vídeo en los asientos traseros, es una ayuda para la seguridad al volante. Ahora en Chrysler se preparan para ofrecer en sus modelos de 2009 una nueva posibilidad de diversión para los niños: conexión inalámbrica e Internet. El problema es que todo el coche se vuelve un receptor.
Las señales no quedarán confinadas a las Nintendo del asiento trasero; los ocupantes de los asientos delanteros también estarán conectados.

Tom Vanderbilt, autor de Traffic, un best-seller sobre nuestros hábitos al volante, afirma: "Ya hemos visto casos mortales de gente que estaba mirando el portátil a la vez que conducía. Es totalmente increíble que Chrysler quiera abrir las puertas a una distracción tan flagrante como el acceso a Internet".

En la página web de Chrysler, Keefe Leung, un director del grupo de tecnología de conectividad avanzada de la empresa, explica la lógica que hay detrás de este servicio: "La gente está conectada en su vida en todos los sitios en la actualidad. Está conectada en casa, en la oficina, en Starbucks cuando va a tomarse un café...". Pero, añade, "el único lugar en el que pasa mucho tiempo y no está conectada es en su vehículo y queremos ofrecerle eso".
Leer más: El País
Lea...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja su opinión sobre este post

Hora actual