domingo, 28 de marzo de 2010

Suplantaron a una joven en Internet; su nombre apareció en página de adultos

En cuatro días alcanzó a recibir más de 40 llamadas, 20 correos electrónicos y 30 mensajes de texto.

Daniela Zuluaga*, comunicadora social de 32 años, llegó a su casa un jueves después de su jornada laboral. A eso de las 7 p.m. recibió una llamada a su teléfono celular que la preocupó. "Era una persona que me decía que estaba chateando conmigo en términos sexuales y que supuestamente yo le había dado mi número para que me contactara", dice la joven.

En esa ocasión Daniela pensó que había sido un caso de número equivocado. Sin embargo, la angustia empezó minutos después cuando entró una nueva llamada de otro hombre. "Me saludó de forma vulgar y me dijo que yo me le estaba insinuando por un chat", señala la víctima.

La situación se presentó durante dos horas. Esa noche recibió cinco llamadas y no pudo dormir del susto. Al día siguiente, la comunicadora siguió recibiendo las llamadas, que ahora estaban acompañadas de mensajes de texto y correos electrónicos con contenidos obscenos. "Logré que uno de los hombres que me contactaron me explicara de dónde había sacado mi número de celular. Me dijo que mis datos aparecían en el perfil de una red social para adultos y que yo supuestamente ofrecía la posibilidad de tener un encuentro sexual", indica Daniela, quien entró a la página y lo comprobó.

Ese mismo día, la víctima se comunicó con el administrador de la página a través del vínculo de contacto y le exigió que retirara el perfil.

Daniela asegura que en cuatro días alcanzó a recibir más de 40 llamadas, 20 correos electrónicos y 30 mensajes de texto. La víctima se dirigió a la Sijín, y puso su caso en conocimiento. Expertos en el tema la asesoraron y le pidieron que les diera una lista de personas a quienes ella consideraba como sospechosas, aunque todo indica que el responsable creó el perfil desde un café Internet.

Daniela cerró el correo electrónico y cambió el número de celular que tenía desde hacía ocho años. Las autoridades siguen haciendo el rastreo para tratar de identificar al autor de la violación de datos personales por medios informáticos, que desde el 5 de enero de 2009 se contempla como delito en la Ley 1273 del Código Penal, y que puede llevar a una pena de 4 a 8 años de prisión. La situación que le causó depresión y miedo a Daniela la obligó a buscar la orientación de una psicóloga, que le está ayudando a superar el trauma.

*Nombre cambiado por solicitud de la fuente

Tomado del: El Tiempo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Deja su opinión sobre este post

Hora actual